Gloria y honor al padre de la patria

Se conmemora un nuevo aniversario del paso a la inmortalidad de Jose de San Martin, el libertador máximo del continente. Su legado y frases más potentes acá. #SanMartin #17deAgosto #Libertador #Patria #Argentina

El General José de San Martín tenía 72 años cuando murió repentinamente. Fue el 17 de agosto de 1850, al lado de su hija, de su yerno y sus nietos. Dejó este mundo en la casa de Boulogne-sur-Mer, Francia, donde vivió sus últimos años.

Su muerte enlutó a parte de la actual América Latina: fue el libertador máximo de esta parte del continente y hacedor de la independencia en tierras que entonces estaban bajo el dominio de la Corona de España.


Las máximas que José de San Martín dejó, en 1825, para la crianza de su hija Merceditas.

1- Humanizar el carácter y hacerlo sensible aún con los insectos que nos perjudican. 

2- Inspirarle amor a la verdad y odio a la mentira.

3- Inspirarle una gran confianza y amistad, pero unida al respeto.

4- Estimular en Mercedes la caridad con los pobres.

5- Respeto sobre la propiedad ajena.

6- Acostumbrarla a guardar un secreto.

7- Inspirarle sentimientos de indulgencia hacia todas las religiones.

8- Dulzura con los criados, pobres y viejos.

9- Que hable poco y lo preciso.

10- Acostumbrarla a estar formal en la mesa.

11- Amor al aseo y desprecio al lujo.

12- Inspirarle amor por la Patria y por la Libertad.


Las frases más potentes que ha dejado el libertador

-Hace más ruido un sólo hombre gritando que cien mil que están callados.

-Sacrificaría mi existencia, antes de echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición.

-Mis necesidades están suficientemente atendidas con la mitad del sueldo que gozo.

-Mi juventud fue sacrificada al servicio de los españoles, mi edad mediana al de la patria, creo que tengo derecho de disponer de mi vejez.

-Si hay victoria en vencer al enemigo, la hay mayor cuando el hombre se vence a sí mismo.

-Seamos libres y lo demás no importa nada.

-En defensa de la patria todo es lícito menos dejarla perecer.

-Uno debe saber vivir con el dinero que tiene.

-Mi sable nunca saldrá de la vaina por opiniones políticas.

-No esperemos recompensas de nuestras fatigas y desvelos.

-El que se está ahogando no repara en lo que tiene a mano para agarrarse.

-La seguridad de los pueblos a mi mando es el más sagrado de los deberes.

-La conciencia es el mejor juez que tiene un hombre de bien.

-Prohíbo que se me haga ningún género de funeral; y desde el lugar en que falleciere se me conducirá directamente al cementerio sin ningún acompañamiento.

-Serás lo que debas ser o no serás nada.