Kicillof busca tentar a bonistas y no caer en default
Kicillof busca tentar a bonistas y no caer en default

El gobernador de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof ofreció adelantar intereses por u$s 7,2 millones. Busca aval del 75% de los tenedores del BP21 para reperfilar el capital hasta mayo. #Kicillof #BP21 #DeudaProvincia

Al gobernador le quedan cuatro días para que conseguir el aval de al menos el 75% de los tenedores del bono BP21 para estirar un pago de capital por u$s 250 millones por 96 días, la provincia de Buenos Aires sumó un incentivo a su propuesta para intentar conseguir su objetivo y evitar un eventual default. El Gobierno ofreció a los acreedores pagar por adelantado, dentro de los cinco días hábiles posteriores a un eventual acuerdo, todos los intereses que debería pagar el título entre el 27 de enero y el 1° de mayo, es decir, unos u$s 7 millones.

El Ejecutivo bonaerense asegura contar con el “apoyo de un importante número de bonistas” para reperfilar el capital ante la crisis de deuda, cuyo peso sobre el producto provincial se incrementó 66% en los últimos cuatro años. “Ellos entienden que existe una situación de sobre-endeudamiento que requiere ajustes, por lo que agotar la liquidez atándose a un calendario de vencimientos fijados con anterioridad a la crisis sería irresponsable”, señaló el Ministerio de Hacienda y Finanzas en un comunicado.

Lo cierto es que el miércoles pasado, cuando vencía el plazo original para conseguir el aval del 75% de los bonistas que estipula la cláusula de acción colectiva del título para hacer efectivo el reperfilamiento sin riesgo de demandas judiciales, la PBA no obtuvo suficientes voluntades. Por eso extendió nueve días la negociación para intentar convencer a los tenedores institucionales. Ahora, tienen tiempo para definir hasta este viernes a las 13:00 (hora argentina).

En concreto, les ofreció a los tenedores del BP21 cancelar de manera anticipada y en su totalidad, dentro de los cinco días hábiles de entrada en vigor de la enmienda, los intereses correspondientes al período 27 de enero-1° de mayo.

Como el instrumento devenga interés al 10,875%, por cada u$s 1000 de capital diferido los bonistas recibirían u$s 28,70. En total, esto equivale a u$s 7,2 millones, tal como le confirmaron a este diario fuentes oficiales. Este monto se sumaría a los u$s 27 millones del cupón del bono, que vencieron el domingo pasado pero la PBA aún no pagó. “Para los intereses, hay 30 días de plazo para pagar sin caer en default y, dado que hay un proceso abierto, vamos a hacer uso de ese tiempo hasta que se termine de definir”, explicaron las mismas fuentes.