La Argentina se apresta a concretar el primer embarque de cerezas frescas a China como resultado de los acuerdos alcanzados entre ambos países en el marco de los convenios bilaterales que refrendaron a principios de diciembre último en Buenos Aires los presidentes Mauricio Macri y Xi Jinping. 

Se trata de una partida de aproximadamente 160 toneladas divididas en ocho contenedores con fruta provenientes de establecimientos productivos de las provincias de Neuquén y de Río Negro. Las cerezas serán trasladadas por tierra desde el depósito aduanero de la localidad neuquina de Centenario hasta el puerto chileno de Valparaíso desde donde irán a China.  

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), la gobernación de Neuquén y la Administración General de Aduanas de la República Popular de China certificaron la implementación del protocolo fitosanitario para los primeros envíos. Para verificar el proceso, la delegación de funcionarios chinos recorrió establecimientos productivos y de empaque, e inspeccionó el Resguardo Fitosanitario de Centenario. 

Además, se consensuó una agenda de trabajo que prevé la visita por parte de los auditores chinos a establecimientos productivos en Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz hasta el 12 de enero. El secretario de Gobierno de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, destacó: “estamos cumpliendo con nuestros compromisos en tiempo récord”.  

“Hace un mes, firmamos con China estos acuerdos, y ya concretamos la primera exportación”, dijo Etchevehere y remarcó que “el crecimiento de este sector significará la creación de 100 mil puestos de trabajo en los próximos 10 años”.

 Por su parte, el presidente del Senasa, Ricardo Negri, sostuvo que “este es un trabajo coordinado con las provincias patagónicas, interactuando con el sector privado, para cumplir con los requisitos fitosanitarios”.